Pastoral

NUESTRO LEMA

LEMA - CONTIGO ME LA JUEGO

JUSTIFICACIÓN DEL LEMA

El curso pasado animábamos a soñar a lo grande, porque quien no tiene metas no se pone en movimiento y si no hay movimiento no hay cambio.

Este curso queremos dar un paso hacia el compromiso. “Contigo me la juego”, porque:

  • somos seres sociales que convivimos junto a otros
  • como cristianos, sabemos que nuestra fe se proyecta en una justicia social, que cada uno tiene que concretar según sus capacidades y posibilidades
  • sabemos que nuestro compromiso cristiano es continuación de la misión que Dios ha dejado en nuestras manos

El carisma (estilo) de la Presentación se tiene que destacar por esas acciones concretas, que van encaminadas hacia el desarrollo social de los lugares donde estamos presentes.

Al afirmar “Contigo me la juego” estamos diciendo que hay romper la barrera del miedo, para dar pasos concretos y reales que nos ayuden a construir un mundo más justo, más humano, más habitable.

Nuestra acción pastoral

La Congregación de la Presentación quiere ser respuesta a una serie de retos que están determinando, de alguna manera, nuestro compromiso de servir a la sociedad de hoy desde la educación.

El reto más importante de nuestros centros  es educar y formar a nuestros alumnos conforme al proyecto educativo cristiano. Construir la propia identidad, descubrir lo que la persona es y lleva dentro, orientar su deseo más profundo de bien, verdad y belleza; es propio de nuestra tarea educativa. Queremos abrir horizontes de esperanza y de ilusión para ser motor que renueve nuestro mundo, nuestra sociedad, nuestra Iglesia.

Queremos desarrollar una misión cada vez más personalizada, porque necesitamos ser escuchados. El tiempo de las «masas» ha pasado. No queremos medir nuestra pastoral por los  números.

Queremos testimoniar una vida cercana y sencilla, en comunidades educativas abiertas a todos; donde se viva el espíritu de familia, el perdón, la misericordia, la acogida, la alegría y el servicio. En este sentido todos tenemos mucho que aportar.

Es fundamental la misión compartida con los laicos, con otras congregaciones religiosas y organizaciones eclesiales y civiles.

La Comunidad Religiosa es el ámbito en el que se da vida a nuestras obras de misión. De ella nace el impulso para realizar labor carismática. La Comunidad Religiosa aporta su vida y experiencia de Dios, que pone al servicio de la Iglesia, la sociedad y la Comunidad Educativa.

Informaciones

Te interesa

pastoral-siempremar
Siempremar
con-vocacion
Pastoral Vocacional
banderas mision
Solidaridad La Presentación
congregacion
Nuestra Congregación